Hostal Capullos de Luna

Gelines es un ejemplo de pura fuerza femenina y conciencia ecológica. La plata no le sobraba, pero las ganas sí, por lo que decidió hacer las cosas ella misma. Levantó su negocio, Hostal Capullos de Luna, 100% a mano y sin muchos más recursos que la misma tierra que tenía bajo sus pies. Investigó muchas técnicas de sustentabilidad, permacultura y eficiencia energética hasta que dio con la técnica del superadobe, a las que añadió la de ecoladrillos y el uso de neumáticos como materia prima.

La pandemia ha significado un desafío enorme, porque hace meses no tiene huéspedes, pero está agradecida porque se ha podido dedicar a lo que siempre quiso: seguir construyendo y ampliando las instalaciones de su proyecto, trabajando día y noche en hacer crecer Hostal Capullos de Luna, un sueño que tiene desde el inicio. 

Pymes en Línea me llamó la atención porque tiene cursos muy motivadores, tanto que no te dejan dormir. Yo me acostaba pensando en los cursos: l@s profes te impulsan a hacer las cosas. Los cursos gratuitos me permitieron subirme al comercio electrónico sin haber tenido experiencia previa”.

No te quedes sin visitar su página web para conocer más sobre este maravilloso emprendimiento.


Hostal Capullos de Luna

Pymes en Línea me llamó la atención porque tiene cursos muy motivadores, tanto que no te dejan dormir.