Refugio de Caty

Yessy se dedicaba a la locomoción colectiva en la ciudad de Osorno, llegando a tener  una empresa de colectivos.  Al paso del tiempo, cuando ya había culminado sus años de trabajo con los colectivos, junto a su familia encontró un espacio en Bahía Mansa y compraron los derechos de un terreno, donde construyeron su casa de verano.

Gracias a la casual pregunta de una señora que iba de paso, y le preguntó por el arriendo de su casa, a Yessy se le ocurrió una idea de emprendimiento. Decidió aventurarse en la construcción de cabañas para arrendar, y así  nació “El Refugio de Caty”, en honor al nombre de su madre. Comenzaron con dos cabañas en el 2013, y ya para el 2016 edificaron una hostal con 7 habitaciones.

En el 2020, por pandemia, no pudieron crecer mucho, pero aún así trataron de tomarlo con calma. El invierno en Bahía Mansa siempre es malo, pero el del 2020 se podría decir que fue mejor que otros, gracias a la llegada de una nueva empresa en la zona, que les arrendó sus cabañas por varios meses, tomando los protocolos. Han hecho todo lo necesario para cuidarse y también aprovechado de estudiar mucho sobre todo de digitalización. 

Pymes en Línea ha sido genial, he aprendido muchas cosas, estoy fascinada y contenta. No fue un impedimento participar por estar lejos, todas las clases o cursos que he podido tomar las he tomado”.

Si deseas tener unas vacaciones de ensueño, no dudes en quedarte en este gran emprendimiento. ¡Síguelos en su Instagram: @refugiodecaty!


Refugio de Caty

Pymes en Línea ha sido genial, he aprendido muchas cosas, estoy fascinada y contenta.